Te ayudamos a ver lo que siempre has querido
  • Define los procedimientos quirúrgicos para corregir los defectos refractivos.
  • Define los procedimientos de reconstrucción y estética en el área del rostro.
  • Área encargada de desórdenes visuales relacionados con el sistema nervioso.
  • Neuropatía óptica progresiva definida por un patrón de daño de la cabeza.
  • Solucionamos todo tipo de problemas oculares relacionados con daños en la corne
  • La presbicia es una condición normal que se presenta alrededor de los 40 años.
  • El pediatra es la persona encargada de detectar problemas de salud en niños.
  • Es el análisis anatomopatológico de los tejidos del ojo que son extraídos med
  • Es la desviación de la alineación de un ojo con respecto al otro.
  • La Retina es la más interna de las tres capas que conforman el ojo.
Glaucoma

Es una neuropatía óptica progresiva (una enfermedad del nervio óptico) caracterizada por un patrón específico de daño de la cabeza del nervio óptico y del campo visual. El daño del sistema visual en Glaucoma es debido a la muerte de células ganglionares retínales, los axones que comprenden el nervio óptico y llevan los impulsos visuales del ojo al cerebro.

El Glaucoma resulta de diferentes condiciones que afectan el ojo, la mayoría asociados con aumento de la presión intraocular. Se estima que 65 millones de personas en el mundo sufren Glaucoma. Es importante aclarar que presión intraocular elevada no es sinónimo de Glaucoma, pero si es el factor de riesgo más importante para el desarrollo y progresión del daño glaucomatoso.

Desarrollo del Glaucoma

El promedio de la presión intraocular oscila entre 10 y 20 milímetros de mercurio. Una presión mayor o igual a 22 se considera como Hipertensión ocular.

Cuando un hipertenso ocular desarrolla daño en el nervio óptico y alteración en el campo visual es diagnosticado con Glaucoma. Una vez un número suficiente de células nerviosas han muerto, puntos ciegos o escotomas comienzan a aparecer en el campo visual, inicialmente en la periferia y posteriormente en estado avanzado comprometen la visión central.

La pérdida visual que ocurre es irreversible puesto que las células nerviosas mueren sin poder ser restauradas.

Varios exámenes clínicos y para-clínicos ayudan a diagnosticar la enfermedad:

  1. Tonometría o medición de la presión intraocular.
  2. Examen de la cabeza del nervio optico por oftalmoscopia.
  3. Perimetria o examen del campo visual.
  4. Gonioscopia o valoración del angulo.
  5. Examen estructural del nervio optico como por ejemplo tomografia.
Encuentre el especialista que necesita en nuestro amplio portafolio en oftalmología.